<- Volver a noticias

La participación de Salta completa la participación en Termatalia de todas las provincias del Norte Argentino




La participación de Salta completa la participación en Termatalia de todas las provincias del Norte Argentino

Salta es una de las 23 provincias que forman la República Argentina. Está situada en la Región del Norte Grande Argentino al noroeste del país. Limita al norte con la provincia de Jujuy, y al sur con Santiago del Estero, Tucumán, La Rioja y Catamarca, todas ellas provincias que ya han confirmado su presencia en la Feria Internacional de Termalismo y Bienestar.  Salta estará representada por su Ministerio de Cultura y Turismo y contará con la presencia como expositor también de su principal centro termal, Rosario de la Frontera.
Los salteños pueden disfrutar de ocho fuentes termales repartidas en el territorio de la provincia. Las de Rosario de la Frontera son conocidas mundialmente. En el departamento de Los Andes se encuentran Incachuli y las de Pompeya, próximas a San Antonio de los Cobres. Otras son: Las de El Sauce en el departamento de Gral. Güemes, Agua Caliente en el departamento de Metán, las de Luracatao en el departamento de Molinos y las de San Lorenzo, próximas a la ciudad capital.
Todas estas fuentes tienen reconocidas propiedades curativas, especialmente para las afecciones bronquiales, reumáticas y dermatológicas.
Manantial de aguas termales en Rosario de la Frontera
Las propiedades curativas y relajantes inmejorables de estas aguas comenzaron a explotarse el 1 de abril de 1880, como iniciativa del médico español Antonio Palau. El impulso dio origen al Hotel Termas. Este emprendimiento también fue pionero a nivel nacional, pues posicionó a la ciudad entre los tres centros turístico de Argentina de principios del siglo XX, junto a Bariloche y Mar del Plata.
Maita reseñó que existen documentos históricos que confirman que en 1826, ya llegaba gente de diversos puntos del país a estas latitudes en busca de las aguas termales. Aunque, hasta que llegó Palau, no hubo un proyecto con sentido turístico.
En 1875 las aguas rosarinas participaron de una exposición mundial en Filadelfia, en el centenario de la Independencia de Estados Unidos. Enterado de su existencia, Palau llegó a las Termas en 1878 para sumergirse en estas fuentes de vida, que se encontraban aún en estado salvaje, según consta en la investigación del científico Eliseo Cantón. Fue entonces que observó que el lugar podía convertirse en un punto turístico importante y fundó el primer balneario termal de Sudamérica. Y de hecho lo fue. En el pasado se convirtió en el lugar predilecto de la realeza europea, para descansar.

Más información en:www.turismosalta.gov.arwww.argentinaturismo.com.ar/salta