26-08-2016 El turismo de salud se convierte en ‘Marca España’ y ya genera cerca de 500 millones € al año

  • >> De este tema se hablará durante el 11º Encuentro Internacional Sobre Agua y Termalismo de la Feria Termatalia

    >> El turismo de salud es un sector en constante crecimiento que facturó 500 millones de euros en 2015. Turistas extranjeros, sobre todo árabes y rusos, vienen a España para recibir asistencia sanitaria

Cada vez son más los pacientes extranjeros que se desplazan hasta España con el propósito de recibir asistencia sanitaria. El denominado turismo de salud se está convirtiendo en un verdadero gigante que moverá más de 500 millones de euros a lo largo de 2015, y que ya crece a un ritmo del 20% anual tanto en facturación como en volumen de pacientes. Estas son las estimaciones elaboradas por SpainCares, el clúster de empresas de turismo de salud que aglutina a las principales patronales del sector –hospitales privados, balnearios y centros de dependencia– y que pretende situar a España como destino de referencia en los mercados internacionales.

El objetivo es ambicioso y busca doblar la facturación en sólo cinco años para alcanzar los 1.000 millones en 2020. Hay muchos motivos para creer que se cumplirá y ahora cuenta con una iniciativa única: un verdadero proyecto nacional público-privado al que la Secretaría de Estado de Turismo dotará con 2,7 millones de euros para los próximos dos años a través de la Escuela de Organización Industrial para potenciar la marca SpainCares. El turismo de salud se ha convertido en una gran oportunidad de negocio, por eso el Gobierno quiere contribuir al desarrollo de este gran símbolo de Marca España.

En palabras del presidente de SpainCares, Íñigo Valcaneras, el turismo de salud funciona “porque es el resultado de la unión de nuestras dos grandes potencias, el turismo y el sistema sanitario. España tiene una de las esperanzas de vida más altas del mundo, 82 años, y los resultados de nuestro sistema de salud son comparables a los mejores del mundo”, explica.  Aunque todavía no hay cifras exactas sobre el volumen de pacientes y los miembros del clúster insisten en ser prudentes hasta conocer estadísticas precisas y fiables, sus cálculos apuntan a que en torno a 100.000 pacientes extranjeros visitan nuestro país cada año. Lo que ya es una realidad son los dos mercados consolidados de turistas de salud: Rusia y los países árabes.

Los pacientes de estas zonas suelen tratarse de patologías de cierta complejidad que requieren tratamientos de oftalmología, oncología, cirugía cardiaca y ginecología. Según explica Valcaneras, son pacientes con un perfil de alto nivel adquisitivo que escogen España porque no encuentran soluciones en sus países de origen para estas dolencias. En cuanto a los turistas europeos potenciales, suelen interesarse en cambio por tratamientos más específicos relacionados con la cirugía plástica y odontología. Por otro lado, insiste el presidente de SpainCares, “no hay que olvidar que en este sector España es muy competitiva respecto a Estados Unidos y con sus principales rivales europeos, que son Francia, Reino Unido y Alemania. Proponemos precios mucho más razonables con una oferta similar de altísima calidad”.

Y más allá de los precios, el clúster de turismo de salud es consciente de las otras ventajas con las que cuenta España y que la convierten en una verdadera potencia turística. Ejemplos de ello son el buen clima, “que siempre es más recomendable en todos los tratamientos postoperatorios”. También influye la localización y accesibilidad gracias a una elevadísima conectividad aérea. “En definitiva tenemos todos los requisitos para liderar este segmento a nivel a mundial”, asegura Valcaneras.

Los pacientes suelen tratarse de patologías de cierta complejidad que requieren tratamientos de oftalmología, oncología, cirugía cardiaca y ginecología
Tampoco existe un cálculo del dinero que gastan los turistas de salud de media. “Hay que pensar que el gasto en tratamientos sanitarios varía muchísimo. Desde el punto de vista médico hay tratamientos quirúrgicos que suponen un coste de entre 100.000 a 50.000 euros, y hay intervenciones muy sencillas que no suponen más de 4.000 euros”, comenta el presidente de SpainCares. Pero el proyecto tiene otro objetivo claro: desestacionalizar la oferta turística y romper con la idea de una actividad típica de verano que conlleva vacaciones en la playa y, sobre todo, que deja largas temporadas de baja ocupación en los hoteles. “Estamos demostrando que esto no es así. De hecho, el turismo de salud genera un alto valor añadido porque este tipo de paciente-turista tiene un alto poder adquisitivo y gasta en torno a seis veces más que uno habitual de veraneo”.

La oportunidad de negocio es cada vez mayor. Es la conclusión de los principales agentes del sector, que se dieron cita el viernes en Barcelona en el primer Congreso de Turismo de Salud (Healthcare Tourism Summit), organizado por la consultora Kreab , con la idea de generar oportunidades para captar negocios en hospitales, balnearios y centros nacionales. Según las últimas cifras oficiales, en España viven actualmente más de 160.000 personas mayores de 65 años procedentes de Europa y muchas prefieren pasar temporadas en países cálidos. Por ejemplo, Alemania y Reino Unido tienen una gran cultura de balnearios y hay mucha demanda de tratamientos termales con aguas mineromedicinales. “Esto hay que aprovecharlo y explotar toda oportunidad”, dice el portavoz de SpainCares. Barcelona, por ejemplo, es una de las ciudades punteras en el turismo de salud porque complementa su clima y costa con una potente oferta hospitalaria. Según explica Olga Solovieva, directora de Operaciones Barcelona Medical Agency, la Ciudad Condal atiende a alrededor de 20-30 pacientes extranjeros cada día.

FUENTE: www.elconfidencial.com



 

Fundación Feiras e Exposicións Ourense C.− Finca Sevilla S/N 32005 − Ourense Tl. − +0034 988 366 030 termatalia@termatalia.com Cómo llegar   Aviso legal − 2017