23-08-2016 Diez usos del agua termal cosmética

  • >> Son aguas ricas en minerales que se han hecho un hueco en nuestro tocador. Descubre cómo sacarles el máximo partido

Hace años que el agua termal llegó como cosmético a nuestras vidas para quedarse. Son aguas ricas en minerales que proceden de manantiales en los que se envasa directamente el producto para que mantenga intactas sus propiedades. Por eso mantienen su poderes calmantes, hidratantes, antiinflamatorios e incluso regeneradores intactos Son aptas para todo tipo de pieles, especialmente las sensibles y con tendencia a las irritaciones.

Marcas como La Roche-Posay (empresa expositora en anteriores ediciones de Termatalia) se han convertido en prescriptoras en esto de llevar el agua termal desde la naturaleza hasta el tocador. Todas son 100% naturales y la diferencia está en la composición de las agua que envasan más o menos rica en unos u otros minerales.

Usos del agua termal

– Refrescar la tez: úsala en cualquier momento para refrescar el rostro esté o no maquillado. Es ideal, por ejemplo, para usar en la playa o en la piscina y aliviar el enrojecimiento causado por el sol. También si vas por la ciudad y sientes tu rostro congestionado por el calor.

– Limpia la piel: cuando sientas tu rostro cargado, pero no quieras recurrir a la limpieza, que agrede mucho más el rostro por el impacto del agua y los jabones, aplica agua termal por todo tu rostro y retíralo suavemente con un algodón o toalla de papel.

– Calmar las irritaciones: si has estado aplicando un exfoliante o mascarilla en el rostro y tu piel ha reaccionado enrojeciéndose, aplica un poco de esta bruma para calmar la tez.

– Hidratar: utilízala en invierno o en los días de más calor, cuando la piel tiende a secarse más. Pulveriza tu agua termal por todo el rostro, deja que penetre durante unos segundos y después recoge el exceso con un pañuelo o toalla de papel. Resulta ideal al salir de la playa, por ejemplo, cuando queremos calmar y rehidratar nuestro rostro.

– Tras la limpieza: ¿tu piel reacciona irritándose tras la limpieza facial de cada día? Soluciónalo con esta bruma termal que relajará la piel y aliviará rápidamente la irritación.

– Como base de maquillaje: aplica el agua termal como base previa a tu BB cream o tu maquillaje fluido. Si tu piel es seca, hazlo entre la hidratante y la base de maquillaje.

– Para fijar el maquillaje: como si de un fijador de maquillaje se tratase, puedes usar el agua termal como paso final de tu rutina, para asegurar un acabado más duradero. Solo pulveriza el producto sobre el rostro y deja que la piel lo absorba.

– Refrescar el maquillaje: cuando sientas que tu base de maquillaje ha perdido vida, rocía tu rostro con agua termal y repasa toda la tez con tu brocha o esponja de maquillaje. Si es necesario, puedes aplicar más base en las zonas que lo necesites. Tu maquillaje habrá resucitado y la sensación volverá a ser de confort.

– Como tónico: el agua termal tonifica nuestra piel tras la limpieza, como paso previo a la hidratante. Ayuda a equilibrar el PH de la piel además calmarla.

– Cicatrizar heridas, calmar quemaduras: algo tan cotidiano como una rozadura que nos ha causado el calzado, o la quemadura del sol en los hombros, por no aplicar bien el protector solar se puede ver muy aliviado al aplicar agua termal

FUENTE: sevilla.abc.es



 

Fundación Feiras e Exposicións Ourense C.− Finca Sevilla S/N 32005 − Ourense Tl. − +0034 988 366 030 termatalia@termatalia.com Cómo llegar   Aviso legal − 2017