01-04-2015 Un plan transfronterizo mejorará la calidad de las aguas termales

  • La administración prevé invertir 2,5 millones de euros de fondos europeos

La colaboración entre las administraciones estatal, provincial y municipal para potenciar las áreas termales fronterizas entre Ourense y Portugal se formalizó ayer en la firma de un protocolo en el balneario de Riocaldo (Lobios) para poner en marcha el proyecto «A raia termal».

Según informó el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el objetivo de este proyecto es la «protección medioambiental del patrimonio natural y fluvial vinculado a los recursos termales transfronterizos». Para llevarlo a cabo, se prevé una inversión de dos millones y medio de euros para actuar en dos espacios transfronterizos termales ubicados en las cuencas de los ríos Limia y Miño.

Poner en valor los espacios naturales, fomentar el turismo termal y generar actividad económica en el sur de Ourense y norte de Portugal en los ámbitos relacionados con el patrimonio, la salud y el ocio es el objetivo final de este proyecto.

Las actuaciones destinadas a proteger los espacios naturales fronterizos de los ríos Miño y Limia se harán, de acuerdo con la información proporcionada por el Ministerio, empleando tecnologías innovadoras para mejorar la calidad del agua en tramos de ambos ríos. En los próximos meses, una consultora irá concretando con los ayuntamientos y el resto de las administraciones las acciones necesarias para mejorar el saneamiento de ríos y arroyos o construcción de depuradoras que sustituyan a fosas sépticas para mejorar la calidad de las aguas en general, y de las termales de esta zona transfronteriza en particular.

En cuanto a la valorización y potenciación del turismo, el proyecto incluye la creación de una red que impulse «la vertebración de los recursos termales transfronterizos raianos de Ourense y del Norte de Portugal». El proyecto «A raia termal» será además propuesto para concurrir a las subvenciones del plan europeo Interreg, de apoyo a planes transfronterizos, que fue aprobado en febrero para el período 2015-2020 y que prevé una inversión global de 382 millones de euros.

Además de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, que representa al Ministerio de Medio Ambiente en este proyecto, y de la Diputación, firmaron ayer en Lobios el protocolo que formaliza la colaboración interinstitucional los alcaldes de los concellos ourensanos de Bande, Cortegada, Lobios y Muíños y los portugueses de Terras de Bouro y Melgaço. La firma del protocolo estuvo presidida por el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva. En Muíños hicieron hace años unas perforaciones y hallaron agua termal a 28º y se intentará reactivar el proyecto.

El presidente de la Diputación, José Manuel Baltar, subrayó que este acto «es un paso más en favor de las villas termales de la provincia de Ourense y del Norte de Portugal, donde tenemos que aprovechar nuestro mar interior, que está debajo de la tierra y que hace que nuestra provincia sea el territorio de Europa donde hay más surgencias termales y donde tenemos el agua más caliente (77 graos), que mana precisamente en Riocaldo».

Texto y foto: La Voz de Galicia



 

Fundación Feiras e Exposicións Ourense C.− Finca Sevilla S/N 32005 − Ourense Tl. − +0034 988 366 030 termatalia@termatalia.com Cómo llegar   Aviso legal − 2017