Ourense es la tercera ciudad más grande de Galicia, puerta de entrada a la comunidad desde la meseta y está ubicada a 60 km. de la frontera con Portugal. En la actualidad cuenta con unos 110.000 habitantes.


Superando los 4 millones de litros de agua mineromedicinal al día, Ourense es la segunda ciudad de Europa en caudal termal tener un caudal termal, sólo superada por Budapest.

 

 

La tradición termal se remonta en Ourense a la época prerrománica, pero fueron los romanos los que erigieron la ciudad tomando como referente el manantial termal de As Burgas. El uso balneario de las aguas termales tuvo entonces su gran época de apogeo, pero este uso se mantuvo a lo largo de la historia y fue destino de los numerosos peregrinos que viajaban a Santiago de Compostela en la Edad Media y que se detenían a relajar sus castigados cuerpos en la aguas de Ourense. Sin embargo, con el paso del tiempo, los manantiales termales de Ourense quedaron reducidos a la población local, en una ciudad que no se promocionó turísticamente hasta fechas recientes.

Pero esto está cambiando en la actualidad. La ciudad de Ourense está rejuvenecida y segura de sí misma y se ofrece al resto del mundo como un destino que hay que conocer. Sobre la excepcionalidad de su riqueza termal pivotan otros atractivos que aportan al visitante una oferta integral que abarca patrimonio, gastronomía, viticultura, artesanía y una reconocida experiencia en el sector textil, cuna de grandes firmas como Adolfo Domínguez, Roberto Verino o Purificación García.

 

Riqueza termal

Ourense es la ciudad termal de España por excelencia. Sus fuentes naturales manan del suelo a temperaturas de hasta 70 grados y sus restos romanos prueban su uso minero-medicinal desde hace 2000 años.

La particularidad de Ourense como ciudad termal es el carácter natural de los manantiales, integrados completamente en el entorno. Para adaptarlos al uso de los bañistas, se han construido piscinas termales respetando el entorno natural, de manera que los usuarios pueden sumergirse en ellas sin perder de vista el entorno. Hay dos zonas claramente diferenciadas: el margen derecho del caudaloso río Miño, donde las piscinas termales tocan el río y reciben la sombra de la exuberante vegetación autóctona, y la piscina de As Burgas, situada en pleno casco histórico, a pocos metros de la catedral, y donde los bañistas pueden disfrutar de un relajante baño mientras observan un magnífico casco histórico al que se ha devuelto su antiguo esplendor mediante un intenso trabajo de rehabilitación.

La mayoría de las instalaciones termales son de carácter gratuito, pero encontramos también dos balnearios (Outariz y A Chavasqueira) que emulan la arquitectura japonesa, trasladándonos a un ambiente zen sin perder el contacto con la naturaleza, ya que las piscinas están situadas en el exterior y en la orilla del río. Aquí podemos permitirnos las terapias propias de cualquier instalación balnearia, como masajes o tratamientos de belleza.

 

Apuesta por el sector termal

Las aguas termales de Ourense son aguas bicarbonatadas, sódicas, fluoradas, litínicas y sulfuradas de mineralización media y están especialmente indicadas para tratamientos reumáticos, afecciones de músculos, huesos o vías respiratorias, enfermedades de la piel, alergias… y como cura anti-estrés.

 

Todas estas características, así como el potencial termal de Ourense, aún en incipiente explotación, hacen que la ciudad, con el Ayuntamiento al frente, se esté volcando en este sector con proyectos como un Boulevard Termal que enlazará todas las instalaciones del margen derecho del río Miño, un Centro de Interpretación de la Burgas donde se recreará el pasado romano y medieval de esta bella ciudad o colaboraciones en investigación con la Universidad y certámenes como la feria Termatalia, que reúne a profesionales internacionales del sector.

Al igual que en la época romana y medieval se producían peregrinajes a los puntos geográficos con termas de aguas con propiedades curativas, la ciudad aspira a que este siglo XXI y en una sociedad con un ritmo de vida y de trabajo mucho más activo y estresante, Ourense se convierta en la ciudad-balneario de España, con una oferta que permite al visitante sumergirse en la naturaleza y contemplarla desde la relajante comodidad de una piscina termal.

 

 

Fuente: Concello de Ourense.

 

 

 

 

 

Fundación Feiras e Exposicións Ourense C.− Finca Sevilla S/N 32005 − Ourense Tl. − +0034 988 366 030 termatalia@termatalia.com Cómo llegar   Aviso legal − 2017